De pasta semiblanda jóvenes

Son quesos compactados a mano o que han recibido un ligero prensado, por lo que son más húmedos que los de pasta prensada y de menor tiempo de maduración, por lo que su conservación se reduce también.

Cuando son jóvenes, su textura es semiblanda y son muy cremosos, si bien evolucionan en el tiempo hacia texturas algo más duras, pero con más intensidad de sabor.

Su corteza suele ser limpia y cerosa, aunque también podemos encontrar quesos con la corteza tratada con vino, especias, pimentón, cerveza, etc.

Sus sabores son suaves en boca, lácticos y con reminiscencias a heno y frutos secos. Son muy agradables al paladar.

Tetilla

Blando, cremoso y con recuerdos a nata y mantequilla.

Murcia al vino

De color violáceo por fuera y blanco nacarado por dentro. Mantecoso y con ligeros matices ácidos muy equilibrados y notas caprinas muy atenuadas.

Afuegal pitu

En sus vertientes (normal y pimentonado) es algo pastoso al paladar y necesitamos ensalivar un poco para apreciarlo en su totalidad. Sabor ácido, persistente con recuerdos a mantequilla en el post-gusto y el punto especiado del pimentón en aquellos que se amasan con dicha especia